Now Reading
El papel de las enfermeras hispanas frente a la lucha contra la pandemia del COVID-19

ENGLISH | ESPAÑOL

El papel de las enfermeras hispanas frente a la lucha contra la pandemia del COVID-19

Desde hace varios días Latinos En Michigan TV ha presentado diversos video reportajes sobre como la pandemia del COVID-19 ha afectado a muchas personas que viven en Michigan, con el fin de que estos reportajes sean parte de la historia.
Por esto, esta semana presentamos la historia de Daniela Jaramillo, una enfermera mexicana, quien está batallando la pandemia del Covid-19 en el hospital Henry Ford en Detroit, la ciudad más afectada en Michigan por la Pandemia.
Liliana Ospina: ¿cuénteme por qué decidió ser enfermera?
Daniela Jaramillo: Yo soy originalmente de San Luis Potosí. Vine aquí con mis papás y mir hermanos, cuando tenía 4 años y he estado aquí desde entonces. Llegamos a Detroit y hemos seguido aquí en esta área. Cada vez, que íbamos a los doctores, mis papas no se podían comunicar con los doctores por lo que yo desde muy chiquita empecé a traducir. Me interesó todo lo que los doctores hacían y me dije “necesito hacer algo para hacer la diferencia en mi comunidad”. Por eso quise ser enfermera. Para cuidarlos, ayudarlos, pero también ser como ese soporte, de que hablas español.
Cade vez que tengo un paciente y lo veo medio nervioso, le hablo siempre en inglés y como lo veo un poco nervioso, le pregunto: ¿hablas español? Y les veo esa sensación de alivio. Entonces eso es lo que yo he visto y me ayuda a sentirme más útil.
El trabajo como enfermera me llena mucho pero más cuando tengo pacientes que hablan español.
Liliana Ospina: ¿Como enfermera y como mamá qué es lo más difícil en esta pandemia del COVID-19?
Daniela Jaramillo: Yo trabajo en Detroit para Henry Ford. Mi vida cambió muchísimo. Tengo que tener mucho cuidado cuando regreso a casa y eso es lo más difícil porque uno llega a la casa y esta acostumbrado a saludar a sus seres queridos con abrazo, beso y eso y si hemos tenido que limitar.
Yo le dejo a mi mamá mi hijo cuando tengo que irme a trabajar y cuando no sabíamos si posiblemente uno podía estar infectado o no y todo eso, yo estaba: “no les quiero dar abrazo”. Y no es que no los quiera abrazar, pero yo estoy con estos pacientes y no los quiero poner en riesgo.
Y mis papás, no están muy grandes, pero no son muy jóvenes, tampoco. Y yo por la preocupación de que ellos se enfermaran.
Y también mi hijo, con mi hijo he tenido como mucha distancia, entonces eso si es emocionalmente muy difícil. Pero he esto con esta mentalidad de que esto ya pronto vaya a pasar esto es temporal y quedarme en ese pensamiento para quedarme en lo más positivo que pueda, solo para no aguatarme tanto y si es difícil.
También, mi esposo está trabajando durante este tiempo, entonces los dos tenemos como una estación a la entrada de la casa, en donde nos quitamos todo, nos limpiamos y ya después entramos a la casa, nos bañamos y nos limpiamos muy bien antes de agarrar a nuestro niño.
Y es un poco a veces enfadoso porque llegamos tan cansados, queremos solo llegar, directamente a bañarnos y dormir, pero tenemos que hacer unos pasos extras.
Y también tener mucho cuidado con mi niño porque yo todavía doy pecho y tengo que tener extremadamente cuidado cuando le estoy dando pecho.
como yo estoy directamente en contacto con estos pacientes, estoy teniendo extremadamente cuidado de todo.
Y cuando empecé a trabajar donde estoy. Yo soy enfermera nueva, entonces cuando hice mi entrevista y orientación apenas sabia, apenas estábamos hablando del coronavirus, que como si a lo mejor venía o a lo mejor no.
Y yo trabajo para un piso que son enfermedades infecciosas, entonces mi piso estaba super preparado para esto porque ya tienen experiencia con infecciones y virus serios. Entonces en ese espacio yo estaba como: “hay que bueno que estoy en un piso que estaba preparado”.
Mucha de mi familia estaba preocupada y en parte asustada por mí, porque sabían desde el principio que ese piso es de enfermedades infecciosas y lo más seguir iba a tener esos pacientes.
Entonces yo también estaba asustada al principio, pero ya viendo que nuestros manager tuvieron control de todo, nos han tenido todo el material necesario para cuidar a los pacientes, como que da un sentido de alivio, porque se que esa no es la situación en muchos hospitales, pero donde estoy si hemos estado preparados.
Liliana Ospina: Daniela explíquele a la gente cómo es esa lucha de ustedes las enfermeras, los médicos y los trabajadores esenciales para batallar el Coronavirus.
Daniela Jaramillo: Tenemos muchos recursos muchos recursos que a tal hora se hacen juntas en zoom y se hacen terapias por teléfonos y medios de video llamada. Eso me ha ayudado muchos, porque por más que tu familia te quiera mucho, a veces no entienden ciertas cosas de lo que es el trabajo de una enfermera, entonces es más fácil hablar con alguien que entiende ese aspecto de tú vida.
Y más que nada es lo que me ha ayudado a centrarme y a manejar este aspecto de mi vida porque viendo a tantos pacientes que llegan un poco inestables, pero empiezan a mejorar y de repente se desestabilizan, es muy difícil porque uno después se siente: hay, pero Yo estaba haciendo todo lo que es necesario para que se mejoren y mantenerlos saludables, pero este virus no le importa. Todo lo que podamos estar haciendo bien no le importa. Eso es bien difícil porque, aunque empecemos terapias que empiecen a funcionar, no sabemos en si, que vaya a ayudar al 100 porque todo es desconocido.
Liliana Ospina: ¿y qué es lo mejor en esa batalla? algo que usted diga: ¡Valió la pena!
Daniela Jaramillo: Ha sido más gratificante ese aspecto de que a nuestro pisa casi siempre llegan del Departamento de Emergencia, entonces si están críticos y a veces los tenemos que mandar a los pisos de cuidado intensivo, pero luego regresan a nosotros cuando están estables y cuando están estables, es muy gratificante que los mandamos a casa.
Siempre, cada vez que tenemos un paciente que, por fin va a ir a la casa, siempre tratamos de hacerlo sentir como muy bien porque por fin ya esta mejor y van a poder regresar a sus seres queridos. Todavía pueden aislarse, pero los pueden ver porque como ahorita tenemos restricciones de que no puede haber visitas en el hospital, es difícil para ellos también. Entonces nos emocionamos tanto en ver la sonrisa porque ya se van a casa. Eso es lo que ayuda a que todo se sienta mejor.
Liliana Ospina: ¿Y cuál sería el mensaje que usted le daría a la comunidad hispana de Michigan?
Daniela Jaramillo: Pues lo más importante es que se cuiden mucho y que no salgan a menos que sea super necesario porque este virus no le importa si eres super sano.
No necesariamente debes tener enfermedades para poder infectarte. Solo seguir las indicaciones, mantenerse en casa y si hacemos lo que tenemos que hacer. Ya no se va a extender esta situación.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
1
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

COPYRIGHT 2019 LATINOS EN MICHIGAN. ALL RIGHTS RESERVED.
DESIGNED BY GOMEDIA

Scroll To Top