TROY, MICHIGAN  (LIMTV) - Brenda Arbeláez ejemplifica la historia de muchos inmigrantes que llegan a este país a comenzar empresa y después de muchos años se mantienen como líderes es sus áreas de servicio.
“Llegué hace muchos años, estaba joven, era maestra en Colombia, estaba certificada pero no tenía visa de trabajo”.   En ese primer intento de lograr el sueño americano Brenda no trabajó pues no tenia Visa de Residente, sin embargo, aunque tuvo que volver a Colombia su vida dio un giro, quedó embarazada y tuvo su primer hijo aquí en los Estados Unidos.
“Después de 5 años nos llegó la Visa de Residencia y volvimos a Detroit. Ya de vuelta empecé a buscar que  podría yo hacer. Empecé a dar clases en la iglesia, en la comunidad, y empecé a dar clases de español.  Supe de una compañía que necesitaba de un profesor en español. Empecé a trabajar allí y me di cuenta de la necesidad de los ingenieros y los profesionales de aprender nuestro idioma”, comenta.  
Así nació PALS INTERNATIONAL, Personal Approach to Language Services, dando clases de español a ejecutivos y profesionales que necesitaban aprender, pero que además le tienen un gran afecto a la lengua de Cervantes.  “Yo pensaba que era una locura emprender, porque no hablaba bien inglés ni tenia un título universitario en Negocios, pero mis alumnos me dieron la confianza y el apoyo para que lo hiciera”.
Brenda entonces empezó dando clase desde su propia casa. Pero, al igual que la historia de la tortuga y la liebre, con el paso firme pero con un objetivo concreto, PALS International lleva más de tres décadas ofreciendo sus servicios en Michigan. “Nunca pensé que la compañía iba a crecer o se iba a mantener por tanto tiempo”, dijo.
Por eso, Brenda brinda el siguiente consejo a la mujer hispana de Michigan: “si lo quieres hacer, hazlo, porque sino empiezas no lo lograrás”, concluyó.