Por Liliana Ospina


LANSING, MICHIGAN(LATMITV)- El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan (MDHHS, por sus siglas en inglés) alerta a la comunidad sobre el creciente número de casos de sarampión en el estado.
Hasta el momento se han confirmado 15 de casos de sarampión, por lo que funcionarios de salud instan a que la comunidad se proteja a través de la vacunación.
Según un informe de prensa, este es el nivel más alto que ha visto el estado desde 1994, cuando se notificaron 26 casos.
El sarampión es una infección respiratoria prevenible por vacunación que puede resultar en hospitalización, neumonía, encefalitis y muerte. La enfermedad tiene un período de incubación de 10 a 21 días y se presenta inicialmente con fiebre alta, ojos rojos, tos, secreción nasal, fotofobia y es seguida por un sarpullido en la piel de color rojo, el cual comienza en la cabeza y la cara y luego avanza al resto del cuerpo.
"Las vacunas son la mejor manera de proteger a nuestras familias y comunidades de las consecuencias dañinas, a veces mortales, de enfermedades prevenibles por vacunación como el sarampión", dijo la doctora Eden Wells, director médico de MDHHS.
Las personas infectadas, al principio no presentan síntomas, lo que aumenta la posibilidad de exponer a otros individuos a la infección.
Hasta el 6 de octubre, se han confirmado 142 casos de sarampión en los Estados Unidos, y muchos de ellos están relacionados con viajes internacionales. Se han registrado brotes de sarampión en toda Europa occidental, incluso en Rumania, Francia, Grecia e Italia. Además, el Ministerio de Salud de Israel informó recientemente sobre más de 1,300 pacientes con sarampión, incluido un niño que murió por la enfermedad. Se cree que la enfermedad fue importada por turistas y visitantes que infectaron a una población no vacunada, en gran parte entre las comunidades judías ultraortodoxas de la nación.
 “El aumento en los casos de sarampión que se reportan hace que se reconozca la importancia de estar al día con las vacunas”, afirmó Wells.
Debido a que el sarampión se propaga fácilmente, la vacunación es la mejor protección contra la enfermedad. La prevención y el control exitosos del sarampión requieren altos niveles de inmunidad en todas las comunidades, a veces denominadas "inmunidad de rebaño".
La vacuna contra el sarampión es altamente efectiva y muy segura. Los adultos que no tienen evidencia de inmunidad contra el sarampión deben recibir al menos una dosis de la vacuna.
La primera de las dos dosis habituales de vacuna contra el sarampión infantil se administra a los 12 meses de edad. Se da una segunda dosis de vacuna antes del inicio del jardín de infantes. Para viajes internacionales, los bebés de hasta 6 meses deben vacunarse contra el sarampión.
La vacuna contra el sarampión, u otra documentación aceptable de inmunidad contra el sarampión, se recomienda para todas las personas que viajan internacionalmente. En un esfuerzo por ayudar a los padres a proteger a sus hijos de enfermedades graves prevenibles por vacunación, MDHHS participa en la campaña IVaccinate (Yo vacuno).
IVaccinate proporciona la información que los padres necesitan para tomar decisiones informadas sobre las vacunas. Para obtener más información sobre las inmunizaciones y la campaña Vacunar. Para más información, visite la página  WEB IVaccinate.org