Por Equipo de redacción

LANSING, MICHIGAN(LATMITV)-Después de dos casos recientes de sarampión, en los cuales, las personas afectadas adquirieron la enfermedad en el extranjero y posteriormente llegaron a Michigan, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan (MDHHS por sus siglas en inglés) está invitando a la comunidad a asegurarse de que sus familias estén protegidas contra enfermedades prevenibles con vacunas.
Viajar al extranjero durante el verano es una gran oportunidad para que las familias y las personas se diviertan e incluso aprendan algo nuevo. Infortunadamente, también puede aumentar su exposición a enfermedades a las que no puede estar expuesto desde la comodidad de su hogar. Es importante saber cómo mantenerse usted y otros saludables durante los viajes.
La Dra. Eden Wells, directora ejecutiva médica de MDHHS, sugiere asegurarse de estar al día con todas las vacunas de rutina, así como también con aquellas que se recomiendan para viajar fuera de los Estados Unidos, debido a un mayor riesgo de contraer ciertas enfermedades.
"Varios países de Europa occidental, entre ellos Francia, Italia, Inglaterra y Alemania, están teniendo brotes de sarampión", dijo Wells.
"Las vacunas son la mejor manera de proteger a nuestras familias y comunidades de las consecuencias nocivas, a veces mortales, de las enfermedades prevenibles por vacunación. Vacunar a su hijo es una de las cosas más seguras y efectivas que puede hacer para protegerlos", aseguró.
La vacunación contra el sarampión se recomienda para todos los niños antes de que comiencen la escuela, por lo que la mayoría de las personas están protegidas. Sin embargo, Wells sugiere que los adultos revisen sus registros médicos y los registros de sus hijos para asegurarse antes de subir a un avión.
Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) pueden recomendar inoculaciones adicionales dependiendo del destino del viajero. Los ejemplos incluyen las vacunas contra la fiebre amarilla, la fiebre tifoidea, la encefalitis japonesa, la hepatitis A y la difteria, el tétanos y la tos ferina.
Si descubre que usted o un miembro de su familia no han recibido una vacuna recomendada, recuerde vacunarse dos o tres semanas antes de comenzar su viaje para brindar una protección óptima. Aunque la vacuna contra el sarampión generalmente se administra a los niños en el momento de su primer cumpleaños o poco después, los bebés de hasta seis meses deben vacunarse contra el sarampión si viajan fuera de EE. UU.
Otras pautas y prácticas importantes a seguir cuando se viaja para minimizar la posibilidad de enfermarse incluyen la protección contra los insectos y la exposición al sol, así como las precauciones de alimentos y agua.
Según el MDHHS, esto es un esfuerzo por ayudar a los padres a proteger a sus hijos de enfermedades graves que pueden prevenirse con vacunas, MDHHS participa en la campaña “I Vaccinate” (yo vacuno),la cual proporciona los datos que los padres necesitan para tomar decisiones informadas sobre las vacunas. Para obtener más información sobre las vacunas y la campaña “I Vaccinate”, visite la página Web www.IVaccinate.org.