Por Equipo de Redacción


LANSING(LATMITV) – El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan (MDHHS por sus siglas en inglés) está investigando el incremento de casos de legionelosis este verano. Hasta la fecha, en el 2018, se han notificado 135 casos confirmados de legionelosis en 33 condados, en comparación con 107 casos confirmados durante el mismo período de tiempo en 2017.
Los casos confirmados incluyen 24 en la ciudad de Detroit, 19 en el condado de Macomb, 16 en el condado de Oakland, 11 en el condado de Wayne y 10 en el condado de Genesee. Veinticuatro casos han sido confirmados en todo el estado desde el 1 de julio y otros 13 casos están pendientes de confirmación.
Este aumento corresponde con incrementos nacionales de esta enfermedad.
La enfermedad del legionario es una infección respiratoria causada por la bacteria Legionella, que causa una infección cuyos síntomas que incluyen fiebre, tos y neumonía.
Una forma más leve de legionelosis, la fiebre de Pontiac, es una enfermedad similar a la influenza sin neumonía que se resuelve por sí misma.
La legionelosis o enfermedad del legionario, es más común en el verano y a principios del otoño cuando las aguas estancadas presentan el mejor ambiente para el crecimiento bacteriano en los sistemas de agua.
El MDHHS y los departamentos de salud locales están trabajando para informar a los proveedores de atención médica sobre el aumento de casos y compartir información relacionadas con las pruebas y el tratamiento.
La bacteria Legionella se encuentra naturalmente en los lagos y arroyos de agua dulce, pero también se puede encontrar en los sistemas de agua artificiales. Los sistemas de agua potable, las torres de enfriamiento, los spas de hidromasaje y las fuentes decorativas ofrecen entornos comunes para el crecimiento y la transmisión de bacterias si no se limpian y se mantienen adecuadamente. El agua caliente, el estancamiento y los bajos niveles de desinfectante, son condiciones que apoyan el crecimiento de la bacteria en estos sistemas de agua.
La transmisión a las personas ocurre cuando se inhala neblina o vapor que contiene la bacteria.
La legionelosis no se contagia de persona a persona. Sin embargo estos son los factores de riesgo para la exposición a la bacteria Legionella:
• Viajes recientes con una noche de estadía.
• Estancia reciente en un centro de atención médica.
• Exposición a jacuzzis.
• Exposición a configuraciones donde la plomería ha tenido reparaciones recientes o trabajos de mantenimiento.
La mayoría de las personas sanas no se infectan después de la exposición a Legionella. Las personas con mayor riesgo de enfermarse incluyen las siguientes:
• Personas mayores de 50 años.
• Fumadores actuales o anteriores.
• Personas con enfermedad pulmonar crónica.
• Las personas con sistemas inmunes debilitados por enfermedades, como cáncer, diabetes o insuficiencia hepática o renal.
• Personas que toman medicamentos inmunosupresores.
Las personas con inquietudes sobre la enfermedad del legionario o la exposición a la bacteria Legionella deben hablar con su proveedor de atención médica. MDHHS y los departamentos de salud locales continuarán monitoreando casos y proporcionando actualizaciones al público. Se puede encontrar más información sobre Legionella y la enfermedad de los legionarios en el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).