Por Equipo de Redacción

DEARBORN, MICHIGAN(LATMITV)- Debido a que uno de cada tres personas en EEUU, no puede pagar una factura de reparación inesperada de solo $ 500, la agencia de seguros  AAA hace un llamado  a los consumidores a realizar una revisión de la póliza de seguro de su auto y considerar los posibles costos de reparación de sistemas avanzados de autos nuevos.
 
Según una nueva investigación de la agencia de seguros AAA, los vehículos equipados con sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS por sus siglas en inglés), como el frenado automático de emergencia, el monitoreo de puntos ciegos, la advertencia de cambio de carril y otros, pueden costar el doble en reparación, después de una colisión debido a los altos costos de los sensores y sus requisitos de calibración.
 
Incluso los incidentes menores que causan daños a esta tecnología que se encuentran detrás de los parabrisas, parachoques y retrovisores de las puertas, pueden agregar hasta $ 3,000 en costos adicionales de reparación.
"Los sistemas de seguridad avanzados son mucho más comunes hoy en día, y muchos vienen como equipo estándar, incluso en modelos básicos", dijo Nancy Cain, portavoz de AAA Michigan.
"Es fundamental que los conductores comprendan qué tecnología tiene su vehículo, cómo se desempeña y cuánto costaría reparar si algo sucediera".
Las pruebas previas de AAA han demostrado que ADAS ofrece muchos beneficios de seguridad, sin embargo, un daño menor en el vehículo que afecta a estos sistemas puede ser inevitable. Para los vehículos en el estudio de AAA, la factura de reparación por una colisión delantera o trasera menor en un automóvil con ADAS puede costar hasta $ 5,300, casi dos veces y media el costo de reparación de un vehículo sin estos sistemas.
Muchas variables, como la marca y el modelo del vehículo, el tipo y la ubicación del sensor y el lugar donde se realiza el trabajo pueden afectar los costos de reparación de ADAS.
La investigación de AAA determinó los rangos enumerados a continuación para los gastos típicos de reparación de ADAS. Tenga en cuenta que estos números son para costos superiores a la carrocería normal requerida después de una colisión.
• Sensores de radar delanteros utilizados con frenos de emergencia automáticos y sistemas de control de crucero adaptables: $ 900 a $ 1,300
• Sensores de radar trasero utilizados con sistemas de monitoreo de punto ciego y alerta de tráfico cruzado trasero: $ 850 a $ 2,050
• Los sensores de la cámara frontal se utilizan con frenos de emergencia automáticos, control de crucero adaptativo, advertencia de cambio de carril y sistemas de mantenimiento de carril (no incluye el costo de un parabrisas de reemplazo): $ 850 a $ 1,900
• Sensores de la cámara frontal, de espejo lateral o de la cámara trasera utilizados con sistemas de visión general: $ 500 a $ 1,100
El daño en el parabrisas es especialmente común, con más de 14.5 millones de reemplazos anuales. Muchos sistemas de seguridad se basan en cámaras colocadas detrás del parabrisas que requieren recalibración cuando se reemplaza el vidrio. Además, algunos fabricantes de automóviles requieren el uso de vidrio de fábrica que cumpla con los estándares estrictos de claridad óptica. Reemplazar un parabrisas en un vehículo equipado con una cámara detrás del vidrio generalmente cuesta aproximadamente $ 1,500, lo que puede ser hasta tres veces la cantidad para reemplazar el parabrisas en un automóvil sin la tecnología.
"No es raro que los parabrisas se rompan, especialmente en los carros de conductores que viajan diariamente", continuó Cain.
 Los parabrisas no son la única área vulnerable al daño que podría resultar en una reparación o reemplazo costoso. Los vehículos con ADAS también pueden tener sensores de radar, cámara y ultrasonidos ubicados en o detrás de los parachoques delanteros y traseros o la carrocería, así como incorporados en los espejos laterales. Si bien la mayoría de los conductores nunca se encuentran en una colisión, estas partes pueden dañarse fácilmente al salir de un garaje, golpear un buzón o chocar con otros objetos.
Una vez que un conductor descubre que un ADAS ha sido dañado en su auto y requiere reparación, hay factores clave para tener en cuenta al seleccionar una instalación de reparación. El simple reemplazo de los sensores de los sistemas de asistencia al conductor es relativamente sencillo y puede ser realizado por la mayoría de los mecánicos. Sin embargo, para restaurar el funcionamiento correcto del sistema, debe calibrarse, lo que requiere capacitación, herramientas e información especiales. Antes de reparar un vehículo, la AAA recomienda que los conductores verifiquen si la instalación puede reparar y calibrar adecuadamente los sistemas dañados y solicitar una prueba del trabajo una vez que se haya completado.
A medida que la tecnología sigue evolucionando, los conductores deben estar mejor educados y ser más conscientes de las capacidades de sus vehículos. Esto incluye comprender cómo funcionan los sistemas del vehículo y cuánto pueden costar las reparaciones si se dañan.
 La AAA recomienda que los conductores revisen su póliza de seguro con regularidad para asegurarse de que tengan la cobertura adecuada para cubrir el costo de las reparaciones por cualquier daño y que los deducibles sean manejables para minimizar los gastos de bolsillo.
Para este estudio, AAA evaluó los tres modelos más vendidos en categorías populares. Los modelos de vehículos fueron seleccionados del estudio de los costos de conducción de 2018 de AAA e incluyen un vehículo deportivo pequeño, un sedán mediano y una camioneta pickup de tamaño completo. Para establecer los tipos y costos de las piezas de reparación, todas las piezas de repuesto que se analizan son componentes del fabricante del equipo original (OEM) cargados a los precios de lista sugeridos.
Para establecer los costos de mano de obra mecánica, se determinó una tasa promedio nacional de pago a los clientes según los datos de National Auto Body Research, así como las instalaciones de reparación de automóviles aprobadas por la AAA y se redondearon a la cantidad total en dólares más cercana. Las tasas de mano de obra utilizadas no incluyen impuestos estatales o locales, tarifas de suministros de la tienda o cargos por eliminación de materiales peligrosos. Para establecer los tiempos de reparación, los datos se obtuvieron de CCC Estimating (Certified Collateral Corporation), Mitchell1 ProDemand, Safelite, Inc. e instalaciones de reparación de distribuidores de Nissan, Ford y Toyota. La metodología completa está disponible en newsroom.aaa.com.