PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/


ADA, MICHIGAN(LATMITV)- A medida que los estadounidenses continúan demostrando actitudes positivas hacia el emprendimiento, el nuevo informe de Amway revela que hay más hombres interesados en convertirse en empresarios que mujeres, y que a medida que las personas envejecen, así también disminuye su deseo de iniciar un negocio. El informe profundiza en los factores clave detrás del espíritu emprendedor y el impacto que tienen los factores internos y externos sobre las actitudes y percepciones relacionadas con el emprendimiento.
El octavo informe anual Amway Global Entrepreneurship Report (AGER), recientemente publicado, mide el estado de la iniciativa empresarial en todo el mundo. El estudio de 2018 revela que más encuestados de Estados Unidos (57 por ciento) desean comenzar su propio negocio, en comparación con los encuestados a nivel mundial (49 por ciento). Si bien el deseo de convertirse en empresario en los EE. UU. ha disminuido ligeramente con respecto al año anterior (61 por ciento), existe una fuerte sensación de optimismo continuo entre los encuestados. La edad, el género y los niveles educación también pueden afectar las actitudes hacia el emprendimiento. Lo más sorprendente es que, en los EE. UU., la brecha educativa se ha reducido significativamente cuando se trata de la voluntad de comenzar un negocio. El informe explica que tener un título universitario no juega un papel significativo en la formación del espíritu emprendedor: aquellos con y sin títulos universitarios mostraron sentimientos similares.
"En todo Estados Unidos, el espíritu emprendedor está vivo y floreciente, de costa a costa", dijo el Dr. David B. Audretsch, profesor y director del Instituto de Estrategias de Desarrollo de la Escuela de Asuntos Públicos y Ambientales de Indiana University. "El informe AGER de este año confirma que los estadounidenses continúan viendo el espíritu empresarial de una manera positiva y están abiertos a la idea de iniciar su propio negocio. En comparación con el promedio mundial, las actitudes hacia el emprendimiento en Estados Unidos están sosteniendo el impulso de años anteriores y están en camino de experimentar crecimiento."
"Ha llegado el momento de cultivar empresarios, como lo demuestran los resultados del informe AGER de este año", dijo Jim Ayres, director general de Amway North America. "Durante los últimos cinco años, hemos visto cómo la edad, los niveles de educación y el género influyen en las actitudes hacia el emprendimiento. A través de esta investigación, nos dimos cuenta de la importancia de comprender qué motiva a las personas a comenzar sus propios negocios. El informe AGER de este año revela que un número creciente de estadounidenses continúa expresando el deseo de comenzar su propio negocio. Este deseo lo comparten muchos de los empresarios independientes con quienes trabajamos durante todo el año".
EL ÍNDICE DE ESPÍRITU EMPRESARIAL DE AMWAY
Al igual que en años anteriores, el Informe de Emprendimiento Global de Amway presenta el Índice de Espíritu Empresarial de Amway (AESI, por sus siglas en inglés). Iniciado en 2015, el AESI mide tres dimensiones que influyen en la intención de una persona de iniciar un negocio: deseo, viabilidad y estabilidad frente a la presión social. El índice promedio de todos los países disminuyó levemente, de 50 a 47. En EE. UU., el índice AESI fue de 54, similar al de los años recientes (56 en 2016 y 53 en 2015). Adicionalmente:
•    Deseo: El 57 por ciento de los encuestados de EE. UU. expresaron el deseo de convertirse en emprendedores.
•    Viabilidad: El 60 por ciento de los encuestados de EE. UU. se sintió preparado para el emprendimiento.
•    Estabilidad: El 46 por ciento de los encuestados de EE. UU. no descartaría su sueño de comenzar un negocio si sus familiares o amigos se interpusieran en su camino.
RESULTADOS CLAVE DE EE. UU. EN 2018
El informe de este año examinó cómo la edad, el género y los niveles de educación afectan las actitudes hacia el emprendimiento. También examinó diversos aspectos que obstaculizan o ayudan a los empresarios: factores internos (como compromiso, disposición a asumir riesgos, conocimiento de cómo ganar dinero) y factores externos (como el entorno operativo, la disponibilidad de tecnología y la filosofía emprendedora del sistema de educación de su país).
LA EDAD NO ES SÓLO UN NÚMERO
El informe de este año confirmó que el deseo de comenzar un negocio disminuye con la edad. Si bien el índice AESI es el mismo (58) para los encuestados menores de 35 años y para aquellos entre 35 y 49 años, es considerablemente más bajo (51) para los encuestados mayores de 50 años. El grupo de edad más joven encuestado demostró el deseo más fuerte (68 por ciento) de iniciar un negocio. Este deseo cayó al 60 por ciento para el grupo de mediana edad y al 48 por ciento para el grupo de encuestados de mayor edad. Lo más interesante es que la viabilidad de convertirse en emprendedor sigue un patrón demográfico diferente con respecto a la edad. La viabilidad mostró ser más baja entre los encuestados más jóvenes (58 por ciento) y más alta entre los encuestados de mediana edad (64 por ciento).
LA EDUCACIÓN TIENE POCO IMPACTO EN EL DESEO DE SER EMPRENDEDOR
La educación, en términos de tener un título universitario, tiene un impacto mínimo en la formación del espíritu emprendedor. Los encuestados con y sin títulos universitarios exhibieron un índice AESI similar. Anteriormente, aquellos sin un título universitario mostraron un mayor deseo de emprendimiento en comparación con sus contrapartes con un título universitario. Sin embargo, esta brecha ha desaparecido.
LAS BRECHAS DE GÉNERO SIGUEN INFLUYENDO
El género juega un papel claro en la formación del espíritu emprendedor de los estadounidenses. Si bien el 67 por ciento de los hombres estadounidenses informaron que desearían comenzar un negocio, sólo el 47 por ciento de las mujeres estadounidenses declaró lo mismo. Del mismo modo, el 69 por ciento de los hombres estadounidenses encuestados sintió tener las capacidades necesarias para convertirse en empresarios, en comparación con el 52 por ciento de las mujeres estadounidenses. En general, los hombres también tuvieron índices AESI más altos (62 por ciento) en comparación con las mujeres (48 por ciento), cifras aproximadamente similares a las de años anteriores.
EL IMPACTO DE FACTORES EXTERNOS V. INTERNOS
Al considerar las destrezas y actitudes de los encuestados estadounidenses con respecto a comenzar y operar un negocio, la mayoría (88 por ciento) consideran que cuentan con apoyo social (en comparación con el 64 por ciento a nivel mundial). Cuando se trata de correr riesgos, el 74 por ciento de los encuestados estadounidenses se consideran tomadores de riesgos, en comparación con el 47 por ciento de los encuestados a nivel mundial.
Además, cuando se les pidió que evaluaran cuán favorable para los negocios es el entorno empresarial de EE. UU., los encuestados revelaron lo siguiente:
•    El 79 por ciento de los encuestados estadounidenses cree que su país tiene la tecnología disponible para facilitar el emprendimiento (en comparación con el 48 por ciento de los encuestados a nivel mundial)
•    El 43 por ciento de los encuestados estadounidenses cree que el sistema educativo de su país les enseña las destrezas que necesitan para comenzar un negocio (comparado con el 40 por ciento a nivel mundial)
•    El 57 por ciento de los encuestados estadounidenses cree que la situación económica de su país es beneficiosa (en comparación con el 36 por ciento a nivel mundial).