Murió Ross Perot, el multimillonario que se lanzó en dos campañas presidenciales de partidos políticos no tradicionales, en la década de los 90.
James Fuller, el portavoz de la familia de Perot, informó que el magnate murió hoy martes a la edad de 89 años.
De acuerdo con informes de prensa, Perot murió después de luchar por más de cinco meses contra la leucemia.
Perot era un exitoso hombre de negocios, quien, a mediados de los 50 años, vendió por millones de dólares a General Motors, una participación mayoritaria de Electronic Data Systems Corporation, una empresa de procesamiento de datos, que él había fundado.

Años después, Perot se lanzó al rodeo político y su incursión como candidato presidencial lo convirtió en una de las figuras políticas más coloridas de la década de 1990.
Perot era un gran detractor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, quien popularmente advertía sobre un "gigantesco proceso de succión" de empleos estadounidenses a otros países si se aprobaba ese tratado, algo que con el pasar del tiempo se ha materializado.

Durante la carrera presidencial de 1992, sus apariciones frecuentes en la televisión, le trajeron un amplio reconocimiento, y su campaña obtuvo casi el 19% de los votos y terminó tercero detrás de Bill Clinton y del presidente George HW Bush.

Aún en la actualidad, la campaña de Perot sigue siendo una de las campañas de partidos políticos alternativos más exitosas en la historia de Estados Unidos.