/PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- En EEUU la celebración del 4 de Julio, significa comida, diversión, familia y fuegos artificiales.
Sin embargo, infortunadamente es frecuente que estas celebraciones, eventualmente origines un viaje al hospital por el mal uso de los fuegos artificiales.
La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) quiere asegurarse de que los consumidores conozcan los riesgos al manipular fuegos artificiales, con el fin de que puedan prevenir tragedias.
De acuerdo con la  CPSC, en el 2018 se reportaron por lo menos cinco muertes vinculadas a los fuegos artificiales, las cuales fueron relacionadas con dispositivos aéreos recargables.
 "La CPSC trabaja todo el año para prevenir muertes y lesiones causadas por fuegos artificiales, verificando que los fuegos artificiales cumplan con las regulaciones de seguridad en nuestros puertos y en el mercado", dijo Ann Marie Buerkle, presidenta en funciones de la CPSC. "Más allá de los esfuerzos de la CPSC, queremos estar seguros de que todos tomen sencillas medidas para disfrutar de una celebración segura con sus familiares y amigos".
Lesiones:
En 2018 hubo un estimado de 9,100 lesiones vinculadas con fuegos artificiales que fueron tratadas en emergencias, y el 62% de ellas ocurrió en el mes en torno al Cuatro de Julio (del 22 de junio al 22 de julio). Durante este período, los petardos fueron la principal causa de lesiones, al constituir el 19 por ciento de las lesiones estimadas. Entre los niños menores de cinco años, las etrellitas o luces de bengala causaron más de la mitad del total estimado de lesiones.
Muertes:
Como el reporte de 2018 (en inglés) aún no está terminado, la cantidad de muertes relacionadas con fuegos artificiales debe considerarse un mínimo. La edad de las víctimas va desde 16 años hasta 49. En uno de los casos reportados, un joven de 18 años trató de lanzar un proyectil de mortero desde un tubo sobre su cabeza. El proyectil encendido no salió disparado y estalló. La víctima falleció en el hospital el día siguiente.
El personal de la CPSC tiene reportes de 121 muertes relacionadas con fuegos artificiales entre 2003 y 2018.
Consejos para celebrar con seguridad:
Según la doctora Sara Combs, médica de la sala de emergencia del hospital Children's National "Cada año, demasiados médicos de salas de emergencia atienden lesiones vinculadas con fuegos artificiales. No convierta la sala de emergencia en una parte de su festividad; no deje que los niños jueguen con fuegos artificiales", señaló.
Recuerde, aun si sus fuegos artificiales para el consumidor son legales, también tienen riesgos. Si enciende un fuego artificial, tenga en mente la seguridad para usted, su familia y los que están a su alrededor.
•    Asegúrese de que los fuegos artificiales son legales en su área antes de comprarlos o usarlos. (Ver hoja informativa, en inglés).
•    Nunca use o haga fuegos artificiales de categoría profesional.
•    No compre o use fuegos artificiales que estén empaquetados en papel de estraza (marrón) porque muchas veces eso indica que los fuegos artificiales se hicieron para exhibiciones profesionales y no para que los consumidores los usen.
•    Nunca permita que niños pequeños jueguen o enciendan fuegos artificiales, incluyendo estrellitas, luces de bengala. Dichas arden a una temperatura de unos 2,000 grados Fahrenheit, lo suficiente para derretir ciertos metales.
•    Nunca ponga una parte de su cuerpo directamente sobre un dispositivo pirotécnico al encender la mecha. Retroceda a una distancia segura inmediatamente después de encender los fuegos artificiales.
•    Nunca apunte o lance fuegos artificiales a otra persona o a un área donde haya gente.
•    Encienda los fuegos artificiales uno por uno y luego retroceda rápidamente.
•    Mantenga un cubo de agua o una manguera de jardinería a mano en caso de incendio u otro percance.
•    Nunca trate de encender nuevamente o manipular fuegos artificiales que no funcionaron bien. Empápelos con agua y deséchelos.
•    Después que los fuegos artificiales ardan por completo, rocíe el dispositivo usado con mucha agua de un balde o una manguera antes de desechar el dispositivo para evitar se incendie la basura.
Para más información visite el Centro de información sobre fuegos artificiales y consulte los retiros del mercado de fuegos artificiales en SeguridadConsumidor.gov.
Acerca de CPSC:
La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU., CPSC) está encargada de proteger al público contra riesgos irrazonables de lesión o muerte asociados al uso de miles de tipos de productos del consumidor bajo la jurisdicción de la institución. Muertes, lesiones y daños a la propiedad debido a incidentes con productos del consumidor le cuestan al país más de $1 billón de dólares al año. La CPSC está comprometida con proteger a consumidores y familias contra productos que presenten un riesgo de incendio, eléctrico, químico o mecánico. Los esfuerzos de la CPSC para asegurar que productos del consumidor --tales como juguetes, cunas, herramientas eléctricas, encendedores de cigarrillos y productos químicos del hogar -- sean seguros, contribuyeron a la disminución en el índice de muertes y lesiones vinculadas con productos del consumidor en los últimos 40 años.
La ley federal prohíbe a cualquier persona vender productos sujetos a un retiro del mercado voluntario anunciado públicamente y llevado a cabo por el fabricante; o a un retiro obligatorio ordenado por la Comisión.
Para reportar un producto peligroso o una lesión relacionada con un producto, visite www.SaferProducts.gov (en inglés) o llame a la línea de información de la CPSC al (800) 638-2772 o al teletipo (301) 595-7054 para discapacitados auditivos. Los consumidores pueden obtener información sobre noticias y retiros en www.SeguridadConsumidor.gov, vía Twitter en @SeguridadConsum o suscribiéndose para recibir los boletines electrónicos gratuitos de la CPSC.