Por Liliana Ospina


LANSING, MICHIGAN(LATMITV)-El cáncer de próstata es el cáncer más frecuentemente diagnosticado en la población masculina  y  es la segunda causa principal de muerte por cáncer entre los hombres en Michigan.
Por eso, como parte del Mes de Concientización sobre el Cáncer de Próstata, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan (MDHHS por sus siglas en inglés) está invitando a los hombres a analizar las opciones de evaluación y los pasos que pueden seguir para reducir el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.
En el 2018, se espera que, en Michigan, hayan 5,400 casos nuevos de cáncer de próstata y por lo menos 940 muertes por cáncer de próstata.
 Los expertos creen que hacer ejercicio de rutina, comer una variedad de verduras y frutas y mantenerse en un peso saludable ayudarán a reducir el riesgo de que un hombre desarrolle cáncer de próstata.
La edad, la raza y los antecedentes familiares pueden aumentar las probabilidades de que un hombre desarrolle cáncer de próstata. El cáncer de próstata también es más prevalente en hombres afroamericanos, y la posibilidad de tener cáncer de próstata aumenta después de los 50 años de edad.
"Puede que no haya ningún síntoma del cáncer de próstata en fases tempranas", dijo Nick Lyon, director de MDHHS.
 "Los hombres deben hablar con su proveedor de atención médica sobre las evaluaciones, los posibles beneficios y las limitaciones conocidas para poder tomar la decisión de hacerse una prueba que sea adecuada para ellos".
De otro lado, los hombres blancos, que no tengan antecedentes familiares de cáncer de próstata y tengan un riesgo promedio, deben tener esta conversación con su médico a partir de los 50 años.
Sin embargo, los hombres con mayor riesgo, incluidos los afroamericanos o los hombres con parientes cercanos con cáncer de próstata, deben tener esta conversación con su médico tan pronto como 40 años de edad.
El cáncer de próstata se puede encontrar temprano al analizar la cantidad de antígeno prostático específico en la sangre de un hombre, junto con la realización de un examen.
Por lo que se recomienda hablar con su médico sobre la detección y preguntar si es adecuado para usted.
También se recomienda llamar a un médico, si la persona tiene alguno de estos síntomas: dificultad para orinar, necesidad de orinar con frecuencia, especialmente de noche, dificultades para tener una erección, dolor o ardor al orinar y sangre en la orina o el semen.
Para obtener más información, visite el sitio web de los CDC https://www.cdc.gov/spanish/