/PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/


La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) está alertando a los consumidores sobre los peligros de ahogamiento ocultos en y cerca del hogar para los niños. En 2014*, más de 50 niños menores de cinco años se ahogaron en o cerca del hogar, excluyendo piscinas y spas. Alrededor del 90% de esas muertes por ahogamiento ocurrieron en bañeras.
Además de las bañeras o tinas, los cubos de cinco galones, que se usan con frecuencia para quehaceres domésticos, constituyen una seria amenaza para los niños pequeños. Sus lados altos y rectos, combinados con su estabilidad, hacen que para los niños sea casi imposible salir si caen de cabeza dentro del cubo.
También se suele ignorar a los inodoros como un peligro de ahogamiento en el hogar. La mayoría de los incidentes involucra a niños menores de tres años que caen de cabeza dentro del inodoro.
También ocurren muertes de niños por ahogamiento en otros recipientes con líquidos, como cubetas, neveras, fregaderos, peceras y estanques en el jardín.
La CPSC ofrece las medidas de seguridad a continuación para prevenir que los niños se ahoguen en o cerca del hogar:
•    Nunca deje a un bebé solo, o con hermanos pequeños, en una bañera, ni tan siquiera por un segundo. Siempre mantenga al bebé al alcance de la mano. Los niños se pueden ahogar rápida y silenciosamente.
•    Mantenga cerrada la tapa del inodoro, y no deje a niños pequeños en el baño sin supervisión. Considere colocar un pestillo en la puerta del baño que los niños pequeños no puedan alcanzar.
•    Cerciórese de que todos los recipientes con líquidos estén vacíos inmediatamente después de usarlos. No deje recipientes vacíos en patios o cerca de la casa, donde pueden acumular agua y atraer a niños pequeños.
•    Siempre cierre la cubierta de seguridad en su spa o piscina de hidromasaje.
•    Aprenda resucitación cardiopulmonar (CPR). Puede salvar vidas.
Para información adicional, visite centro de información de la CPSC.