Los hábitos de sueño de los niños se ven afectados por el uso furtivo de los medios
UM – Portal en Español


ANN ARBOR, MICHIGAN(LATMITV)-Los niños en edad preescolar que pasan más tiempo viendo televisión, jugando videojuegos o en sus ordenadores -especialmente si lo hacen a hurtadillas- duermen menos que aquellos que no lo hacen, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Michigan.
Un aumento en el uso de estos medios está vinculado a una noche sueño más corta y una siesta más larga durante el día para niños en edad preescolar, de acuerdo con el estudio realizado por Jessica Moorman y Kristen Harrison, del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la UM.
Investigaciones anteriores indican que los niños de edades 2-5 sólo se deberían utilizar ‘pantallas’ durante aproximadamente una hora al día para asegurar un crecimiento y desarrollo saludable. Esta guía, sin embargo, rara vez se sigue. En el estudio actual, el tiempo de pantalla diaria para los niños preescolares era más del doble de esta recomendación.
Esto no es bueno, ya que el uso de los medios puede mermar el sueño de una noche de descanso para los niños pequeños, poniendo en peligro su capacidad para obtener las 10-13 horas de sueño que necesitan, dijeron las investigadoras. La falta de sueño se ha relacionado con obesidad, depresión y ansiedad, así como un menor rendimiento escolar y comportamientos sociales negativos, como actuar o mostrar agresividad hacia sus compañeros.
Las investigadoras evaluaron el uso de televisión, DVD, vídeo VCR, videojuegos y ordenadores así como el uso de Internet entre 278 niños en edad preescolar, con edad media de 4 años de edad. Los padres y tutores completaron un cuestionario en línea o en papel sobre el comportamiento durante la hora de dormir de sus hijos. Informaron las horas de sueño cada noche, siestas diarias, y la cantidad y tiempos de uso de los medios.
Los padres respondieron además a preguntas sobre el uso de medios a escondidas, una nueva medida que representa la frecuencia con que sorprendieron a sus hijos utilizando pantallas cuando deberían estar durmiendo.
En promedio, los encuestados informaron que sus hijos se acercaron a 11 horas de sueño por día. La mayor parte del uso de los medios ocurrieron durante la semana después del jardín infantil, antes de acostarse en la noche y durante los días de fin de semana.
De los participantes:
•    19 por ciento de los niños tenían televisores en su habitación
•    17 por ciento tenía dos televisores en su habitación
•    Más del 23 por ciento tenía un DVD / VCR
•    9 por ciento tenía un sistema de juego de vídeo.
 Harrison, profesora de estudios de comunicación y coautora del estudio, dijo que los padres de los niños que más usaron medios probablemente también usaron mucho las pantallas, lo que sugiere que las familias deben abordar estas preocupaciones como una unidad, no sólo para los niños más pequeños en el hogar.
Moorman, una candidata doctoral en estudios de comunicación y autora principal del estudio, dijo que los niños que fueron sorprendidos utilizando pantallas cuando debían estar durmiendo durmieron menos por la noche, tomaron siestas más largas durante el día y se fueron a la cama más tarde de lunes a viernes en comparación con los niños que nunca fueron sorprendidos, lo cual puede influenciar su desarrollo.
No es sorprendente que los niños con televisores en sus cuartos fueran 127 por ciento más propensos a ser sorprendidos usando pantallas a hurtadillas en comparación con aquellos sin un televisor en su habitación.
Aunque los niños durmieron más de 10 horas al día, la distribución del sueño plantea algún motivo de preocupación, según los investigadores, ya que en general a medida que los niños crecen dejan de necesitar siestas diarias y duermen en la noche, lo que se conoce como la ‘consolidación del sueño’, dijo Moorman.
"A pesar de que estos niños pueden cumplir las horas necesarias de sueño durante un periodo de 24 horas, una siesta durante el día indica la interrupción del proceso de consolidación del sueño", añadió.
Los hallazgos aparecen en la edición actual de la revista Health Communication.
Estudio
Jessica Moorman
Kristen Harrison
Para más información acerca de los avances y descubrimientos en tecnología, medicina, arte y humanidades de la Universidad de Michigan, visita nuestro sitio web espanol.umich.edu o encuentra @UMichES en Twitter o Facebook.